Ahorra combustible sin renunciar al aire acondicionado

By 15 septiembre, 2020Noticias
Ahorra combustible sin renunciar al aire acondicionado

Qué bueno sería coger el coche sin preocuparnos por el combustible, ¿cierto? Por supuesto que sí, pero la realidad es que el combustible se agota.

Ahora que estamos llegando a las vacaciones (para quienes puedan disfrutarlas), quisiéramos ir a la playa o de paseo, unas hora de relax y libre de estrés. Pero, ¿qué pasa cuando hace calor y queremos encender el aire acondicionado?

Sí, debemos buscar un equilibrio en la balanza. Nos preguntaremos si es mejor disfrutar de la brisa tibia o del aire frío mientras conducimos con las ventanas arriba.

Una buena técnica

Hay una buena técnica para conservar la gasolina de tu coche. Lo que debes hacer es: nada más arrancar y encender el aire acondicionado, baja un poco las ventanillas durante los primeros minutos para ayudar a que salga el aire caliente que hay en el coche.

También debes bajar las ventanas mientras haces el proceso de enfriamiento, pues así circula mejor el aire pesado (el caliente), y evitar que el aire acondicionado haga un esfuerzo doble.

Ahora bien, es importante tener en cuenta que si vamos conduciendo en la ciudad está bien tener las ventanas abajo, pero si vamos en un viaje largo y a más velocidad, entonces no ayuda tanto sino que consume más combustible.

Temperatura ideal

Hay a quienes les gusta el frío y mucho más si es en días calurosos. Pero sucede que existe una medida para lograr la temperatura ideal, y es aquella que se ubica entre los 20 y 24ºC. Es una relación de lógica: menos temperatura, menos gasto para ti.

Lo bueno es que en los días fríos casi no se necesita usar aire acondicionado, a no ser para escapar del gélido aire que se cuela por las ventanas, entonces poner el aire en modo calefacción será tu mejor opción. Pero, ¿será bueno dejarlo tanto tiempo inactivo en invierno? Te contamos.

Revisión

Aunque el aire acondicionado tenga poco uso, es ideal que cada cierto tiempo se haga una revisión para verificar su estado. Porque si después de un largo periodo de tiempo lo enciendes y no funciona correctamente, entonces no te ayudará con el consumo de combustible.

Deberás revisar el filtro del aire para asegurarte de que no hay suciedad alguna (polvo, tierra, etc.) que interfiera en su funcionamiento. Es decir: aire limpio, menos gasto.

Ya sabemos cómo dijimos anteriormente, que todos estos consejos debes llevarlos de la mano de la temperatura ideal de tu coche. Es importante que delimites cuánto puedes consumir, según tus trayectos, y así sabrás qué uso darle al combustible y a tu aire.

Control del consumo

Otros datos que debes tener en cuenta con respecto al consumo del combustible y cómo controlarlo, son los siguientes:

  1. Preferiblemente usarlo con el coche en marcha
  2. Pon el motor a trabajar primero para evitar que el aire haga un esfuerzo doble y así luego consumirás menos combustible.
  3. Ten claro el truco que explicamos arriba y además puedes velar por el estado de tu aire acondicionado.