Avalancha de ciber ataques durante la crisis sanitaria

By 23 junio, 2020Noticias
Avalancha de ciber ataques durante la crisis sanitaria

Desde que llegó la pandemia se ha notado en varios países un incremento notable en los ciber ataques. El que más se ha extendido se fundamenta en la suplantación de identidad de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Por medio de mensajes y correos electrónicos, han circulado falsas campañas de recaudación de fondos para luchar contra el coronavirus y fraudulentas ayudas que supuestamente ofrecía la compañía, todo ello con el fin de usurpar millones de datos personales y bancarios.  

Más de 12.000 webs sobre el coronavirus encontradas por la Policía Nacional
Aprovechando la incertidumbre de la población por el estado de alarma y el desconocimiento del virus, los ciberdelincuentes han creado miles de sitios web que trataban sobre la pandemia. La policía detectó 12.000 de ellos alojados en un mismo servidor que comercializaban vacunas y material sanitario fraudulento. 

Otras ciber amenazas
Una de las ciberestafas destacadas ha sido la campaña de mensajes de texto que indicaba la posibilidad de gestionar las prestaciones adjuntas a los ERTES. Dicha comunicación circulaba suplantando la identidad del Servicio Público de Empleo. 

La plataforma de entretenimiento Netflix también ha sido una víctima del phishing. En el servicio de mensajería instantánea WhatsApp, se viralizó un mensaje en que Netflix ofrecía sus servicios de forma gratuita por las circunstancias provocadas por el COVID 19, en el que aparecía un enlace mediante el cual los hackers podían obtener los datos personales y bancarios. 

Zoom, una aplicación que permite realizar videollamadas fue otra de las afectadas. No fue un objetivo de ciber amenaza elegido al azar, pues durante los meses de confinamientos los servicios de videollamadas fueron muy populares.  Por el mismo motivo, también sufrieron ataques personas teletrabajando y tiendas online. 

Por último, cadenas de supermercados y restaurantes con servicio a domicilio ofrecían falsos descuentos, y antivirus con código malicioso al ser instalados secuestraban el equipo.