El fraude al seguro se duplica

By 5 mayo, 2020Noticias
El-fraude-al-seguro-se-duplica

En los últimos diez años se ha duplicado la tasa de fraude al seguro en España, comenzando en 2010 con un 0,85% y alcanzando el 1,94% en 2019. Se han descubierto varias vías que utilizan los defraudadores para engañar a sus aseguradoras como por ejemplo:

  • Siniestros climatológicos: los fenómenos temporales y climáticos como las DANAS cada vez se usan más. La garantía de Extensivos que cubre estos casos es de las más empleadas, siendo en 2019 el 15 % de los fraudes cometidos, encontrándose por encima de daños eléctricos y de los daños por agua.
  • Nuevas formas de movilidad: es el caso de los patinetes eléctricos que están requiriendo de nuevas necesidades de aseguramiento.
  • Suplantación de la identidad con la tecnología: son pocos los fraudes de este tipo pero han llamado la atención cómo algunos sistemas de reconocimiento facial se han visto afectados por deepfakes en los que se ha recreado la fisonomía facial y la voz de un individuo en concreto.

El seguro de auto sufre más de la mitad de los casos fraudulentos detectados
El seguro de automóvil reúne la mayor parte, concretamente más de la mitad, de los fraudes que se detectan. No obstante, están tendiendo a disminuir su número, pues en 2012 suponían 7 de cada 10 fraudes de los que se producían. Han disminuido un 10%, del 61% en 2013 al 51% en 2019.

Respecto al área de Multirriesgos (Hogar, Comercio y Oficinas, y Comunidades) la caída del porcentaje ha sido de un 3% en relación al año pasado, siendo en Hogar donde más se ha percibido el descenso.

Por otro lado, en el área de Diversos (RC, Transporte, Industrias, Salud, Accidentes y Vida), el porcentaje se ha incrementado ligeramente, un 12% desde el pasado año.

Cabe destacar que lo normal es que los asegurados hacen un correcto uso de sus pólizas, pero los fraudes que se llegan a cometer suponen un gran perjuicio para el sector.

Crece el fraude premeditado realizado por bandas organizadas
El fraude ocasional u oportunista es aquel en el que se aprovechan daños que ya existían anteriormente en un real siniestro producido actualmente. Es el procedimiento más empleado en el que se cometen los fraudes, creciendo un 4% desde el último año.

En los fraudes premeditados los daños pueden ser reales o ficticios, en los que se suelen implicar varias personas, pero todos han sido planificados con antelación. En 2018 se evitaron un 47% de ellos frente a un 43% en 2019. Son los que más realizan las bandas organizadas que en ocasiones se encuentran apoyadas por profesionales que buscan la industrialización de su proceso delictivo. Suelen ser lo más peligrosos, en ellos se ha detectado un notable crecimiento del importe defraudado.

En los seguros de automóvil, los falsos siniestros supuestamente se producen mayoritariamente durante la circulación del vehículo, solo un 6 % indican que la causa ha sido un robo. Asimismo, son comúnmente fraudes oportunistas.
Las causas de los fraudes que refieren a Multirriesgos son más variadas y suelen llevar a cabo su desarrollo de forma más premeditada. El agua es la más empleada recientemente, cuando siempre han sido los daños eléctricos los que han mantenido un mayor liderazgo, pues se aprovecharon de las grandes influencias climatológicas dadas el año pasado en España.

En el área de Diversos las garantías de Responsabilidad Civil son las más utilizadas. Tras dos años consecutivos la garantía de Extensivos (inundación, terremoto, tempestad ciclónica, erupción volcánica, caída de cuerpos siderales y aerolitos, choque o impacto de vehículo) es el móvil que más aumenta para cometer un fraude, debido a las DANAS y fenómenos climáticos que están surgiendo.

La reforma de análisis han complicado engaños sencillos pero cuantiosos
Los engaños cometidos buscan sobre todo obtener indemnizaciones por daños materiales más que por daños corporales, aunque con anteriorirdad estos últimos eran más comunes ya que eran más desconocidos para la legislación y el Código Penal no incidía tan directamente sobre ellos.

El fraude por territorios
La tasa de fraude en España continúa acrecentándose hasta situarse en 2019 en el 1,94%. Las comunidades autónomas con mayor tasa de fraude son Cantabria con un 3,8%, Andalucía un 2,9% y Murcia con un 2,7%.

Por provincias son Cantabria, Almería, Cádiz y Málaga (), Almería (3,41%), Cádiz (3,39%) y Málaga (3,20%) las que mayores tasas presentan (un 3,78%, 3,41%, 3,39% y 3,20% respectivamente) te a Soria (0,89%), Madrid (1,06%), Albacete (1,19%) y Álava (1,22%); son donde menos defraudan al seguro.

4 de cada 10 casos de fraude al seguro del Hogar son realizados por mujeres
Los hombres ocasionan más fraudes al seguro que las mujeres. Un 74% de los cometidos al seguro de automóvil fueron por parte de ellos.
En provincias como Zamora, Palencia, Jaén, Teruel, Albacete, Córdoba, Ávila o Zaragoza, destaca el predominio de los varones que causan estos engaños. Sin embargo en Baleares, Tenerife, Las Palmas y Girona el mayor porcentaje (70%) lo consiguen las mujeres.

Los porcentajes son más equilibrados en los fraudes detectados en Hogar, los cuáles 4 de cada 10 los originan mujeres.