¿Pueden multarte si te quedas sin gasolina en la carretera?

By 24 septiembre, 2020Noticias
¿Pueden multarte si te quedas sin gasolina en la carretera?

Imagina que quieres irte de viaje, quieres ir a la playa o la montaña y todo va excelente hasta que tu coche empieza a dar señales que no quisieras ver jamás: el combustible está llegando a su límite final.

Esto puede pasar más de lo que creemos, pero no es nada agradable. Y aunque pudo tratarse de un descuido o de que te planificaste mal, lo ideal es que sea un evento sin repeticiones, ya que trae consigo consecuencias no tan agradables.

Multas

 Si te quedas sin combustible en plena carretera, tienes que saber que llegó tu momento de desembolsar el dinero. Así como lees, pues las multas están por caerte encima, de acuerdo al

Reglamento General de Circulación.

Aunque no existen sanciones por falta de combustible, pero se puede aplicar la ley en base a: estacionar en un lugar indebido, por ejemplo; pero esto será algo a lo que tú responderías “no tuve la culpa”.

Por otro lado, sigues sin librarte pues podrían alegar que quedarte varado pudo ocasionar un riesgo para otros conductores y hasta para ti. Para estar claros en el asunto: una avería o accidente equivale a 200 euros.

¿Qué más dice la ley?

El Artículo 90 del reglamento sostiene que los ciudadanos no deben estacionarse en vías que no están adecuadas para ello. Insta a tener en cuenta que siempre deberá efectuarse el  posicionamiento del coche a la derecha del camino y fuera de la calzada, para que el espectro vial quede libre y así evitar algún accidente.

Ahora bien, si simplemente no pudiste (o no quisiste) mover el coche, o la avería te lo impidió –a menos de que fuese un accidente–, entonces sí obtendrás una sanción. Por otro lado está el hecho de que quedarse a cero de combustible se traduce en un coche inservible justo en ese momento.

También tenemos el Artículo 3 del Reglamento General de Circulación, el cual reza:  “Se deberá conducir con la diligencia y precaución necesarias para evitar todo daño, propio o ajeno, cuidando de no poner en peligro, tanto al mismo conductor como a los demás ocupantes del vehículo y al resto de los usuarios de la vía”.

Vale resaltar que, de acuerdo a este designio, la multa será de 200 euros por “conducción negligente”. Entonces, ¿qué debes hacer para que no acumules euros a fuerza de sanciones?

Siempre preparado

Es lógico que debas planificarte antes de salir de casa, pero si por errores de tu mente el depósito se vacía y quedas en medio de la nada y no hay una gasolinera cerca, lo ideal es que en el coche lleves señalizaciones (triángulos de peligro) para indicar que estás averiado.

 Y si no quieres dejar 80 euros en manos de las autoridades, también tendrás que usar el chaleco reflectante para estas situaciones; todo se trata de prevención. Por otro lado, también tienes la opción de llamar a una grúa de confianza, a tu agente de la  póliza para el coche (si es que está en la cobertura) o al servicio de asistencia en carretera.