¿Qué es la edad actuarial?

By 3 mayo, 2022Noticias

Siempre que una aseguradora nos ofrece uno de sus productos (una póliza de seguro), esta debe determinar el riesgo que asume cubriendo al asegurado. Para hacer esto, uno de los factores más importantes en los que se basan las compañías a la hora de determinar el riesgo y poder ofrecer un precio al asegurado por su póliza es la edad.

Por ejemplo, en los seguros de vida, será determinante la edad ya que, al ir aumentando, la salud se deteriora y aumentan las posibilidades de padecer enfermedades graves y también aumenta el riesgo de fallecimiento. Sin embargo, en los seguros de coche se premia la experiencia, por lo que ser demasiado joven o no tener la experiencia suficiente, hará que la póliza salga un poco más cara.

Definición de edad actuarial

La edad actuarial es la edad que considera la aseguradora que tiene un asegurado a la hora de calcular la prima de un seguro y evaluar el nivel de riesgo de ese asegurado, y no siempre tiene por qué coincidir con la edad real del asegurado en el momento de contratar la póliza.

Esta edad actuarial se tomará como referencia por la compañía al realizar el contrato de seguro, teniendo en cuenta el día, mes, y año de nacimiento del asegurado. Esto es para poder determinar si el cumpleaños del asegurado ha sido en los 6 meses anteriores al contrato de seguro, o será en los próximos 6 meses a partir de la firma de la póliza.

¿Cómo se calcula la edad actuarial?

Como hemos mencionado anteriormente, es muy importante conocer la fecha exacta de nacimiento del asegurado, ya que la edad actuarial para la compañía estará fijada por la cercanía con la fecha de su cumpleaños más próximo (si faltan menos de 6 meses para que el asegurado cumpla años, la compañía ya lo considerará como que tiene un año más, y si el cumpleaños ha sido en los 6 meses previos a la contratación, la edad actuarial será la edad real).

La mejor manera para poder explicar fácilmente la edad actuarial es a través de dos ejemplos:

  • Tienes 50 años, quieres contratar un seguro de vida en enero, a principios de año, y tu cumpleaños es en abril, 4 meses más tarde de la contratación. Para la compañía, la edad actuarial será de 51 años, ya que el cumpleaños del asegurado será entre enero y junio (del mes 1 al mes 6).
  • Tienes 50 años y quieres contratar un seguro de vida en enero, a principios de año, y tu cumpleaños es en octubre, 10 meses más tarde de la contratación. Para la compañía, la edad actuarial será de 50 años, ya que el cumpleaños del asegurado ha sido en los 6 meses previos a la contratación de la póliza.

La edad actuarial en los seguros

Tal y como comentábamos, la edad actuarial en los seguros es sumamente importante, ya que será la que determinará en algunos casos la prima que tendrás que pagar por tu póliza.

Siguiendo con los ejemplos del seguro de vida y del seguro de coche, vemos cómo la edad afecta al nivel de riesgo que tendrá en cuenta la compañía a la hora de valorar nuestra póliza, por lo que ser “demasiado joven” o “demasiado mayor” tendrá sus bonificaciones y sus penalizaciones:

  • En caso de ser “demasiado joven”, veremos cómo podemos salir beneficiados a la hora de contratar un seguro de decesos, de vida, o de salud, ya que se entiende que la salud de un asegurado joven no corre un peligro inminente de deterioro y únicamente hará uso de su póliza en caso de accidente (siempre que su profesión, aficiones o deportes favoritos no sean de riesgo). En caso de contratar otro tipo de seguros como el de coche o moto, donde lo que más se valora es la experiencia, podremos observar un aumento considerable de la prima del seguro, ya que las compañías aseguradoras considerarán que un conductor sin experiencia tiene más probabilidades de tener un siniestro.
  • En caso de ser “demasiado mayor”, tendremos bonificaciones en los seguros en los que llevamos muchos años, como por ejemplo seguros de coche que respeten la antigüedad o seguros de jubilación en los que llevemos muchos años aportando capital. Pero en cambio, los seguros relacionados con la salud, como los de vida, decesos, etc., tendrán un aumento considerable según vayan pasando los años, ya que lógicamente, al aumentar la edad, aumentan los riesgos de sufrir una enfermedad grave e incluso el fallecimiento. Por lo tanto, la edad actuarial en estos casos afectará a la prima que tendrás que abonar si por ejemplo al hacer un seguro de vida, la compañía determina que tu edad actuarial es de un año más que tu edad real, y eso hace que se encarezca la póliza.

El caso es que da igual en qué momento de la vida te encuentres, ya que lo verdaderamente importante es estar siempre bien protegido y ser consciente de los seguros que necesitas para cubrir todas tus necesidades y las de tus seres queridos.