Seguros para empresas y autónomos del sector de la construcción

By 5 octubre, 2021Noticias

En el año 2020, el sector de la construcción sufrió alrededor de 45.000 accidentes laborales. Por ello, las empresas de construcción, así como los autónomos que se dedican a lo mismo, requieren unos seguros de construcción obligatorios.

Seguros para el sector de la construcción

La construcción es una actividad profesional que conlleva una exposición a ciertos riesgos laborales y muchos de ellos son de gravedad. Entre los principales riesgos, destacan los que se derivan de la seguridad y suelen generar la gran parte de los accidentes.

Por este motivo, en este sector, resulta de gran importancia contar con un seguro que proteja a los trabajadores y los daños a terceros. Comentamos los más relevantes:

Seguro de Responsabilidad Civil

Según el Código Civil, la persona que causa daños debe repararlos. Tanto un particular como una empresa, puede ocasionar un daño a un tercero y la cantidad de indemnización que reciba el individuo varía en función de cada caso. Por tanto, para prevenir estas situaciones, existe el seguro de Responsabilidad Civil en construcción.

Este tipo de seguro sirve para hacer frente a imprevistos que pueden darse en el desarrollo empresarial. Por un lado, es de utilidad cuando un profesional realiza su actividad con ciertos errores o negligencias y esto genera un daño a un tercero. De este modo, el seguro ofrece una cobertura a nivel económico, personal y material, evitando el pago de la indemnización por parte de la empresa.

Y, por otro parte, en el caso de que afecte al propio empleadocubre las lesiones sufridas y el fallecimiento de los trabajadores en el ámbito laboral. En este caso, se trata de un seguro de Responsabilidad Civil Patronal.

Seguro de accidentes del convenio de construcción

El siguiente seguro obligatorio es el seguro convenio construcción. Supone una cobertura muy importante para este sector, ya que existe una mayor probabilidad de sufrir accidentes en comparación con otras profesiones.

Para contratar este seguro, primero hay que tener en cuenta el número de trabajadores y la provincia en la que se encuentra la empresa. Y es que la compañía deberá contratar el seguro por cada centro de trabajo que posea, en caso de que hayan varios.

El segundo punto a destacar es que no es un seguro individual, por lo que hace referencia a los trabajadores en su conjunto dentro de un centro de trabajo en concreto.

¿Cómo funciona?

La compañía contrata una póliza de seguro que incluye un número de trabajadores. Al final del año natural de la póliza, el tomador de seguros deberá contabilizar la media de trabajadores que ha tenido durante ese año. En el caso de que haya habido más, la compañía deberá abonar la parte proporcional y si ha habido menos, le devolverán lo correspondiente.

Seguro Decenal

El seguro Decenal también es obligatorio por ley. Se encarga de cubrir los daños o desperfectos que una edificación pueda sufrir en los diez años posteriores a la entrega del proyecto. También incluye la propia construcción, la estructura, los cimientos o si esconde vicios ocultos.

A su vez, hay que mencionar que el seguro es obligatorio tanto para los casos de edificación nueva como para las reformas.

Seguros no obligatorios, pero recomendables

Como todo, siempre se pueden mejorar las condiciones y las coberturas. Según el riesgo que haya, hay otra serie de seguros que son muy interesantes para proporcionar una mayor protección y seguridad.

  • El seguro de vehículo: Es obligatorio en el caso de que la empresa disponga de ellos, tanto si es un turismo como si es industrial.
  • El seguro multirriesgo industrial: Engloba la cobertura de los riesgos que se pueden sufrir durante una actividad industrial. Por ejemplo: incendios, causas naturales, robos o instalaciones eléctricas, entre otras.
  • El seguro Todo Riesgo de Construcción: Se encarga de cubrir daños durante la ejecución, la garantía decenal, así como materiales de obra o excavaciones. A su vez, también protege ante los daños ocasionados por explosión, caída, rayos y robos. Dentro de este seguro, también se encuentran las obras de reforma, rehabilitación y ampliación.
  • El seguro de Avería de Maquinaria: En este caso, ofrece protección por los daños externos e internos de la maquinaria de la empresa causados de manera accidental. A su vez, cubre los daños por incendio, robo, hechos naturales, entre otros. Sin embargo, no cubre aquellas piezas desgastadas por el uso.

En definitiva, en el sector de la construcción, existen muchas opciones para garantizar la protección de los trabajadores y las personas ajenas. Si tienes una empresa de este sector o eres autónomo, ¿ya sabes cuál necesitas en tu caso?